Puente de mayo: qué hacer en Madrid.

Bernal Espacio Galería nos presenta su segunda exposición individual dedicada a la obra en color de Vivian Maier. La exposición reúne un conjunto de veinte fotografías en color datadas entre 1956 y 1979, realizadas en su mayor parte en las calles de Chicago. A través de detalles y personajes aislados, Maier es capaz de componer el relato de una época y, mediante sus autorretratos, dejar constancia de su paso por ella. Una cuidada selección que podrá verse hasta el 24 de mayo.

  • Bailar en un concierto de Hickeys.

Este undécimo año de fiestas autogestionadas del Dos de Mayo en Malasaña será el más musical de todos y eso es mucho decir. Decenas de conciertos gratuitos están programados en estos festejos populares organizados por vecinos, comerciantes y asociaciones del barrio -agrupados en la Plataforma Maravillas- y a los que habría que añadir decenas de sesiones de DJ’s y de baile social hasta un total de 90 propuestas musicales en cinco días. Os dejamos aquí el enlace con el programa musical y os recomendamos en especial a las grandes Hickeys el jueves 2 de mayo a las 13h en Calle Velarde (frente a Bar Verbena).

Ya os contamos aquí un poco sobre la hetera más interesante de la Antigua Grecia. Este libro, además de hablar de Friné y su fascinante leyenda, nos abre camino por la historia de diferentes mujeres: Sicilla, la mayor prostituta de Roma) Julia, la hija del Emperador Augusto, Teodora de Bizancio, que cambió su destino dejando de ser una prostituta para convertirse en emperatriz, Maria Magdalena, Julia Bullete, que dirigió el mayor burdel de Virginia City,  Victorine Meurent, amante y musa del pintor Manet… Pecadoras es, sin duda, un homenaje que recupera la memoria de las grandes incomprendidas de la historia. 

El Café del Jardín se encuentra escondido en el Museo del Romanticismo, un auténtico remanso de paz en el corazón de Madrid. Os proponemos una cita distinta entre una excelente selección de café y té y unas tartas la mar de ricas o pasteles caseros (croissants, muffins, cookies) para compartir con tu acompañante en la terraza de esta cafetería.

A principios de mayo de 1919, Federico García Lorca llegaba a Madrid desde su Granada natal. Madrid supone para el joven poeta el descubrimiento de las tertulias literarias, del ambiente diletante de los cafés y de la vida nocturna y, además, supone la ciudad de su nacimiento como dramaturgo. Por ello, han confeccionado un programa de actividades que abarcan todas las disciplinas artísticas en las que destacó Lorca y que puedes encontrar aquí para no perderte grandes obras en Teatros El Canal.

 

Anuncios