Marta Leyva: “Siempre es un momento estupendo para el arte y siempre para reivindicar el papel de la mujer en él.”

catalina
La feminidad suave y autosuficiente planteada desde la óptica ingenua y a la vez exótica de la artista, es lo que aporta una fuerte personalidad propia a la obra de Marta Leiva. Líneas sencillas, colores cálidos, rostros que apenas se apuntan y el movimiento suspendido en un momento de la vida ordinaria, que se singulariza para sumergirnos en un universo sensual en el que la mujer no juega un papel de simple elemento de admiración estética. Es el lenguaje de la emoción de los personajes el verdadero protagonista de sus lienzos.
Entre Estocolmo y Barcelona se desenvuelve la vida de esta artista que lo es desde siempre aunque hasta hace relativamente poco se dedicara al oficio de la traducción.
 

¿Cómo se enfrenta Marta a un lienzo en blanco? 

Normalmente tengo una imagen o boceto previo en el que me apoyo para plasmar en el lienzo. Una vez hechas las líneas del dibujo añado el color que intento que siempre sea mezclando colores primarios.

Háblanos de tu trayectoria profesional. Tu camino te llevó hasta Estocolmo como traductora, pero decidiste apostar por el arte, ¿fue una auténtica “llamada”? 

Una amiga mía quien me invitó a su casa a pintar, para hacer una actividad entre amigas, vernos, charlar… Me gustó cada vez más hasta el punto de no esperar a verla para volver a coger el pincel, sino pintando en mi casa los ratos libres.

Sim embargo, el temor de dejar un trabajo convencional hace que muchos artistas frenen sus impulsos o se dediquen a medias. ¿Eres de las que cree que para serlo de tienes que dedicarte de pleno a ello?  

Cada persona y situación es un mundo. Es cierto que dejar un trabajo convencional por un hobby que te gusta sin esperar a ver cómo funciona eso es algo muy arriesgado, pero creo que hay que intentarlo siempre. Quedarse con las ganas no es nada bueno. Si haces algo que funciona, que tienes la suerte de que la gente apueste por ello y tu disfrutas haciéndolo eso es magnífico, ya sea dedicándote 100% a ello o no.

¿Qué papel han jugado las redes sociales en tu carrera? 

Un papel enorme. Instagram es mi mayor herramienta de trabajo. Soy muy activa y siempre estoy mostrando historias si estoy pintando, si viajo, inspiración, lo uso para promoción, hablar con galeristas, con gente que quiere colaborar, clientes privados que quieren comprar… Básicamente es trabajo el 90%.

Tus obras inspiran escenarios exóticos y tropicales, ¿dónde encuentras esa inspiración afincada en Estocolmo? 

Estocolmo es una ciudad preciosa pero es cierto que para lo exótico me inspiro más en libros, fotos, Instagram también, películas, canciones… La inspiración viene de cualquier parte.

¿Cuáles son tus influencias directas o artistas de referencia? 

Hay tantos! Chloe Wise, Tom Wesselmann, Picasso, Gauguin, Miró… Y seguiría…

Además, las principales protagonistas de tus cuadros son mujeres, ¿te ves a ti en ellas o son tus musas? 

Nunca las pinto pensando en mí, sino en una tercera persona. Pero es cierto que algunas veces la gente me dice que se parecen a mí por la ropa, el pelo… Quizás sea una mezcla y no soy consciente.

¿Crees que es un buen momento para las mujeres artistas o hace falta una mayor reivindicación? 

Siempre es un momento estupendo para el arte y siempre para reivindicar el papel de la mujer en él. Hay mujeres increíbles que hacen cosas extraordinarias y están ahí trabajando duro para que se las reconozca. Se está logrando cada vez más y eso es estupendo.

Tu próxima exposición será en el Hotel Paradiso Ibiza, ¿qué tienes preparado para ella? ¿por qué Hotel Paradiso? 

En Ibiza tengo la exposición  Cool me down, I’m feeling so exotic. En ella se pueden ver obras con mucho color, un papel femenino importante y mucho exotismo. Mis obras están llenas de positivismo, me gusta transmitir mensajes, pensamientos, sensaciones agradables y bonitas. Que si tienes un cuadro mío en casa lo mires y te aporte alegría. Se hace en el Hotel Paradiso porque me lo propusieron a raíz de una residencia artística que hice el verano pasado y mi trabajo va genial con la estética y el diseño del hotel.

 

 

Escrito por : Raquel Bada

Instagram @badareiTwitter @badarei_