Cómo vestir sostenible en 5 pasos

La idea de crear un guardarropa sostenible o ético desde cero es, sin duda, abrumadora. ¿Prescindir de las marcas a las que está acostumbrado, limitar sus opciones en términos de tendencias? ¿tener que desembolsar más de lo que normalmente gastarías? El otro día, comentaba con una amiga que uno de los objetivos que me había propuesto este año, era llegar a vestir de forma más sostenible y le confesé que era el que más dolores de cabeza me había generado. Ya tomé la decisión hace tiempo de no comprar ninguna prenda hecha con material animal, y ya sea por la escasez de propuestas, la economía, comodidad o limitaciones estéticas no negaré que a veces costaba mantenerse firme. Ella entendía los motivos detrás de mis ganas, pero aseguraba que era prácticamente imposible. Lo que está claro es: necesitamos cambiar ese imposible por posible, aunque sea en intención, porque seamos honestos, el mundo y el medio ambiente no está para tonterías.

Aún así, respira con calma, no es tan complicado. Reunimos 5 consejos de los expertos sobre cómo tener un guardarropa lo más sostenible posible, para pensárnoslo 2 veces antes de comprarnos todos los bikinis de temporada.

1. Las regla de las 30 veces 

Livia Firth, la fundadora de Eco Age comenzó la campaña #30Wears para animarnos a comprar sólo un artículo si realmente sabemos que lo vamos a usar. El truco está en, ante la duda de comprar una prenda o no, preguntarse: ¿Me lo pondré un mínimo de 30 veces?” Si la respuesta es sí, entonces cómpralo. Pero te sorprendería cuántas veces dices que no.

2. Marcas Sostenibles

Haz un pequeño trabajo de investigación, encuentra un puñado de marcas que te gusten, se ajusten a tu estilo y presupuesto y empieza por ahí. Después de un tiempo, tuu cartera de conocimientos habrá crecido – y tendrá una gran cantidad de marcas entre las que elegir.  Aquí algunas de nuestras favoritas. 

3. V de Vintage
“Cada nueva prenda de vestir que se fabrica tiene una huella de carbono considerable; pero la cantidad de energía nueva que se necesita para producir ropa vintage es cero”, dijo Emma Watson en su relato de la gira de prensa. “La ropa vintage tiene un gran papel que desempeñar para que la moda sea más sostenible y para reducir una huella global que incluye los 132 millones de toneladas métricas de carbón que se utilizan anualmente para la producción de nuevas fibras, el teñido y blanqueo de prendas y los 6-9 billones de litros de agua que utiliza la industria”. Si estás en Madrid, aquí algunas tiendas que puedes apuntarte  . También puedes entrar en armarios de segunda mano online: en Vestiaire Collective , Los Feliz, Lucia Zolea 

5. Infórmate

Enciende tu portatil, televisión o navega por instagram para informarte. En Netflix, el dicumental The True Cost resume y exhibe la compleja cadena de producción detrás de gran parte de la industria de la moda donde no importan las condiciones de su materia prima o mano de obra. En redes, @zerowastecollective, @nomedalomismo,  es una de las comunidades online internacionales más famosas en cuanto consejos sostenibles.

4. Calidad vs Cantidad

Sí, cambiar nuestra forma de consumir en la era del fast-fashion cuesta, pero se puede (y antes, lo hacíamos).  Comprar de 10 a 30 artículos de alta calidad al año, en lugar de 60 piezas más baratas y menos respetuosas con el medio ambiente, reducirá drásticamente su huella de carbono. Ahorrar, invertir en piezas de mejor calidad, apostar por marcas que tienen como misión el medio ambiente,  ayuda a controlar la compra compulsiva.

 

Escrito por : Raquel Bada

Instagram @badareiTwitter @badarei_