Decoración del hogar como arte en el Museo Thyssen-Bornemisza.

Hoy se presentaba en el Museo Nacional Thyssen-Bornemisza sus nuevos artículos de decoración para el hogar en colaboración con la casa francesa Ibride.  

En la presentación se pudo ver de primera mano todos los artículos que se han diseñado, acompañados de deliciosos macarons franceses. Para conocer mejor cómo fue el proceso de creación y cómo se consiguió el resultado final, se contó con la presencia de la diseñadora francesa Rachel Convers. Ella ha sido la encargada de dar vida a este proyecto artístico donde la naturaleza es la esencia principal de la colección.

El objetivo final de la artista a la hora de crear es rendir homenaje a diferentes cuadros dentro del museo madrileño, las obras más misteriosas y enigmáticas para ella y que le han inspirado a la hora de crear esta especial vajilla ampliable hasta un total de 12 piezas.  “Retrato de una dama como Santa Lucía” de Giovanni Antonio Boltraffio,  La carta amorosa” de François Clouet, Porcelana china con flores” de Jazques Linard,  Adán y Eva” de Hans Baldung Grien y Adán y Eva” Jan Gossaert han sido sus referencias.

Así mismo, la casa francesa Ibride, encargada de realizar esta colaboración, es experta en cazar talentos y en esta ocasión ha vuelto a acertar. Además, se percibe en los objetos decorativos ese toque extra Ibride, consiguiendo que los artículos sean únicos e inimitables.

Con esta colección se demuestra que el arte llega a todos los ámbitos y en este caso alcanzó al mundo de la decoración del hogar. Todos estos productos se pueden comprar en la tienda física del museo con acceso totalmente libre o a través de la tienda online.

 

Escrito por: Miriam Martínez
 @mirmartinez.pa