“La Morena” de Julio Romero de Torres: Su verdadera historia.

julio romero de torres La Morena de Julio Romero de Torres

La chiquita piconera, La Fuensanta y Bodegas Cruz Conde. A comienzos de nuestro siglo, salieron varias mujeres afirmando que ellas eran la verdadera modelo que posaba en La chiquita piconera, cuadro del pintor Julio Romero de Torres. Esto se convirtió en tema de polémica y planteó la siguiente cuestión: ¿quién era esa joven que posó en tres de las obras del pintor? 

1b037f58207a187ec59eab1ea411625a

El pintor Julio Romero de Torres, en sus variadas obras pictóricas, nos mostraba una temática flamenca y taurina. En su momento sus obras de arte presentaban con una claridad realista y colorida un sentimiento popular unido a un genuino folclore, que de manera conjunta definieron su estilo personal. Entre sus obras, podemos apreciar en varias, muchas de las cuales son las que más fama han adquirido con los años. Pero eran las mujeres de belleza andaluza quienes convirtieron sus pinturas en icono. Y ella, la morena anónima, en leyenda y protagonista de canciones.

“La Morena”, como ha sido conocida a lo largo de los años a la joven que posó en una de las más reconocidas obras de este pintor, era María de Teresa López. Julio hablaba e ella en las numerosas tertulias a las que acudía. Además, el hijo de María de Teresa  sacó a la luz un certificado en el cual se  la reconocía como tal.

¿Y cómo era ella? María de Teresa era una joven cordobesa de familia de emigrantes quienes tras una temporada en Buenos Aires, volvieron a su tierra en la cual posteriormente ella fallecería con 89 años. Sus sueños dicen, habría sido dedicarse a ser  cantante o escritora, sin embargo quedaron de lado cuando Julio Romero de Torres reparó en ella por su impactante belleza. Fascinó por sus rasgos aceitunados, una melena oscura recogida en un moño bajo y unos ojos grandes y oscuros que miraban cómplices al pintor.

nt1316foto50

¿Qué supuso para ella ser la musa de Julio Romero de Torres? Desde este momento el rumbo de la vida de María Teresa López, dio un giro de 90 grados, no solo fue imagen de cara y cuerpo de Julio Romero de Torres, sino que también fue la imagen del billete de 100 pesetas, de sellos postales y marcas publicitarias. Incluso inspiró un paso doble llamado La reina de las mujeres. 

Sin poder evitarlo,  se empezaron a formar habladurías y todas indicaban o afirmaban que entre musa y pintor había una relación romántica, algo que ella siempre desmintió, indicando que no era solo la diferencia de edad entre ambos de 40 años era un handicap, sino que su relación era solamente de cariño y gran amistad. Aún así, los intentos del pintor conquistador por seducirla eran difíciles de negar. Esos chismes y otros más corrieron como la pólvora y terminaron por llevar a “La Morena” a una vida en soledad, aislamiento y llena de amargura. Según ella misma,  esos rumores malintencionados la marcaron de por vida.

Falleció el 26 de mayo de 2003, pasando sus últimos años en una residencia, en la que seguía destilando coquetería.


 

Por Olivia Acevedo Cabañas

@oliacas

Anuncios