Mujeres y teatro: obras para esta navidad.

Hablar del Monólogo “No solo duelen los golpes” es hablar, irrevocablemente, de Pamela Palenciano… y viceversa.  Por su discurso antisistema, lleno de humor ácido e ironías, así como altamente testimonial y en primera persona, ha recibido un par de denuncias de los nichos de poder por colocar públicamente todas las formas de violencias que tiene el Poder. Una experiencia personal que se convirtió en Taller. Un taller que se convirtió en Monólogo Teatral. Y ahora, un Monólogo que pasa a ser una obra de arte bajo la dirección de Dario Valtancoli, el Maestro de actores.

Mujer blanca monologuista busca a público de mente abierta para noche de risas y lo que surja. ¿Conoces a Sil de Castro? Cómica en el canal Comedy Central, cabaretera habitual en el Molino de Barcelona, idiota profesional allá donde vaya… Con su humor fresco, descarado y gamberro, un espíritu combativo y desde un prisma feminista, ésta Valenciana nos cuenta, sin filtro, sus aventuras y desventuras desde que inició su etapa como cómica de carretera, hasta que consiguió conquistar el escenario de su teatro soñado, el mítico El Molino de Barcelona.

Construida a través de varias cartas, Siemprevivas mantiene una correspondencia de la mujer al mundo, exigiéndole un porqué. ¿Por qué nos ha tocado a nosotras sostener la culpa? ¿Alguno sabe cuánto pesa esta mierda? ¿Por qué el miedo de vuelta a casa? ¿Por qué nosotras el sacrificio? ¿Por qué nosotras el saber estar? ¿Por qué no te suicidas justo antes de matarme? Con el terrorismo de género a cuestas y la arrogancia de las que van a terminar con él, cuatro actrices piden explicaciones como misiles en sobres a Dios, a Ibsen, a un impresentable y a cualquiera que no nos quiera libres. A cualquiera que no nos quiera iguales.

La popular cómica, actriz e improvisadora Virginia Riezu presenta un show donde reina el humor absurdo, la irreverencia, la ternura y la participación e interacción con el público. «Esto no es una sección de fitness, no soy Fitgirl, ni it- girl, ni te recomendaré unas mallas. No soy youtuber ni instagramer. Tampoco te voy a enseñar a hacerte una trenza de espiga. En este show, repasaré mi vida. Aquí no hay personajes, solo un relato inconexo, irreverente y absurdo de cómo he (sobre) vivido como mujer todo este tiempo».

Todos sabemos que los cuentos que nos explicaban de pequeños no se corresponden con la realidad. Que eran esto, cuentos. Estas pequeñas e inofensivas historias han formado parte de nuestra feliz primera etapa como seres humanos y nos han configurado como adultos. Pero muchas de estas historias no eran invenciones, se basaban en hechos reales y, como en la historia de la humanidad, llegaron a nosotros sufriendo enormes y terribles manipulaciones. Porque la historia la han escrito los vencedores. Bàrbara Mestanza toma como ejemplo a Pocahontas, un personaje que marcó y cambió la historia de América del Norte, para reivindicar y hacer justicia a verdades silenciadas.

 


 

Por: Clara Ortega

Anuncios