Michal Rovner: la artista Israelí que plasma lo político a través de la abstracción.

michal rovner artista israeli michal rovner la artista israeli

Michal Rovner: la artista Israelí que plasma lo político a través de la abstracción.

 

Desde que la obra de Michal Rovner (Tel Aviv, 1957) se hiciera un hueco en el panorama artísitico internacional, ha sido reclamada en los grandes museos de Roma, París o Nueva York. Rovner reinterpreta la memoria histórica a través de una mirada contemporánea manejando como pocas todos los recursos multimedia, en los que emplea el dibujo, el grabado, el vídeo, la escultura y la instalación. Al registrar y borrar la información visual, en la que se ocultan los detalles del tiempo y el lugar, sus obras se convierten en reflexiones gestuales, estratificadas y abstractas sobre el continuo de la experiencia humana.

Panorama por Michal Rovner
Panorama por Michal Rovner

 

Rovner ha desarrollado un estilo de arte que enfatiza la abstracción, la belleza y la contemplación metafísica. Aunque parte de su trabajo es político, la artista se siente comprometida con cuestionar la condición humana. La artista a menudo aborda el conflicto israelí-palestino en su obra. Utiliza objetos o símbolos históricos asociados con cualquiera de los dos bandos y luego los altera hasta hacerlos irreconocibles, de modo que pierden su significado tanto conceptual como visualmente. “Creo que el buen arte es una abstracción de la realidad. Para mí, me gusta mantener una cierta presencia de la realidad dentro de la abstracción”, afirmó a la revista Pace.

A menudo juega con las percepciones de los espectadores y explora la sinergia con el medio ambiente. Lo que inicialmente parecen ser arreglos de formas abstractas, se revelan como bandadas de pájaros o personas que flotan en el Mar Muerto al observarlos más de cerca. Rovner también ha proyectado figuras orgánicas en piedra caliza antigua. El New York Times ha llamado a sus obras “metáforas inquietantes de nuestras vidas”.

Border #8 por Michal Rovner
Border #8 por Michal Rovner

 

Michel Rover: trayectoria artística

El primer trabajo de Rovner se caracterizó por la distorsión del color y la abstracción de las imágenes. En su serie “Outside” y “Decoy” (1991), Rovner se centró en imágenes de campamentos y vigilancia como punto de partida, abstrayendo su especificidad a través de un proceso de reimpresión. En 1994 el “Juego de una persona contra la naturaleza” de  fue presentado en la Nueva Fotografía 10 en el Museo de Arte Moderno de Nueva York. A finales de los años 90 sus figuras borrosas se unieron en multitudes migratorias en mundos de ensueño, usando la repetición cíclica y la duración como un dispositivo. En la década siguiente, Rovner comienza a encontrarse en videos, colaborando con el compositor Philip Glass en “Notes” (2001).

Rovner se siente especialmente fascinada con la forma en la que los objetos geológicos -especialmente los alterados por la huella humana-  representan la historia en el presente y el futuro. Así,  comenzó a fusionar el vídeo y la escultura a través de la proyección, en su exposición “In Stone” (2004).  La conceptualización entre un lugar y su ambiente se matizó en 2006, cuando la artista comenzó a trabajar con albañiles israelíes y palestinos en una serie de estructuras monumentales titulada “Makom (Lugar)”, compuesta por piedras de casas desmanteladas o destruidas de Jerusalén, Belén, Haifa, la región de Galilea y la frontera de Israel y Siria. En 2013, Rovner creó “Traces of Life”, una instalación permanente en el Museo Estatal de Auschwitz-Birkenau dedicada a los 1,5 millones de niños judíos asesinados en la Shoah.

Rovner logra abrir la brecha entre lo que ves, lo que sabes y lo que sientes. Hay, en toda su obra esta zona fronteriza, un umbral que no hay que cruzar, sino que hay que experimentar a través de la imagen- nación y la memoria: un lugar que está suspendido en el tiempo y el espacio, un lugar para la especulación filosófica.

 


El próximo 26 de febrero ls editorial Ivorypress presentará en su sede de Madrid el libro Document, producido en colaboración con Michal.  Pasado, presente y futuro se concentran en este libro de artista gracias al complejo modo de creación y elaboración de la obra.


 

Fotografía: Michal Rovner

Por:Raquel Bada

Anuncios