Flora Tristán: una temeraria y romántica justiciera.

Flora Tristan

Flora Tristán: una temeraria y romántica justiciera.

 

Flora Tristán, una temerario y romántica justiciera. Así la describió Mario Vargas Llosa a ella y a su nieto Paul Gauguin en El paraíso en la otra esquina, publicado en 2003. Os acercamos a su intensa lucha personal por la igualdad

Flora Tristán fue una escritora y activista feminista franco-peruana, nacida un 7 de abril en París de 1803, que realizó importantes contribuciones a la teoría temprana feminista. Su idea fue, por encima de todo, la del progreso de los derechos humanos de las mujeres, a su modo de ver, profundamente relacionado con el progreso de la clase trabajadora. Su pensamiento giró en torno a la idea de que todos los seres humanos nacen libres, iguales y con los mismos derechos. Continuando la estela de las reflexiones de algunas de sus antecesoras como Mary Wollstonecraft, fue pionera en conectar la libertad de la clase trabajadora con la liberación de los derechos de las mujeres, dando lugar a lo que se conocería más adelante como feminismo marxista.

El nivel de civilización al que han llegado las sociedades humanas está en proporción a la independencia de la que gozan las mujeres

Desde muy pequeña padeció una extrema pobreza. A sus padres, Marino Tristán y Moscoso, un aristócrata peruano miembro de la armada española, casado legítimamente por la iglesia con la francesa Anne Laisney, el estado francés revolucionario no les reconoció el enlace, por lo que, al morir éste cuando ella tenía solo 4 años, le negaron todos sus derechos de herencia y vivió una infancia en la miseria junto a su madre. A partir de entonces comenzó a trabajar en distintos oficios como obrera. En uno de ellos, movida por la presión social y la pobreza se casaría con el dueño de una litografía, André Chazal. Flora tuvo tres hijos con aquel hombre, pero decepcionada con el matrimonio decidió comenzar a trabajar como criada en una casa de Inglaterra.

“Una tarde de septiembre de 1838, tras permanecer días y días al acecho, un hombrecillo llamado André Chazal disparó en París contra su esposa. La mujer se desplomó en la acera gravemente herida. Flora Tristán era por fin libre”.

Socialismo y feminismo en el S. XIX

En un contexto de finales del S.XIX en el que la dependencia económica de las mujeres se incrementaba (Pinchbeck, 1930) surgirían varios movimientos sociales feministas, y uno de ellos, fue el de Flora Tristán. Porque, a veces, algunas experiencias te marcan de tal forma, que más allá de intentar escapar de ellas, aceptarlas o superarlas de algún modo, suponen en sí un inevitable y necesario acto revolucionario. Para Flora Tristán los trabajos precarios, y el maltrato doméstico por parte de su marido supusieron, entre otras cosas, su razón de luchar sin descanso hacia esa necesidad de ser tratada como a una igual en casa, en el trabajo y en todas partes. De esta forma comenzó su agitación personal hacia una sociedad de continuas injusticias.

“A vosotros, obreros, que sois las víctimas de la desigualdad de hecho y de la injusticia, a vosotros os toca establecer al fin sobre la tierra el reino de la justicia y de la igualdad absoluta entre las mujeres y el hombre…”.

Una cita que data de 1843 de la Unión Obrera, un folleto publicado los primeros días de junio de ese año en el que Flora comenzaría esa ardua e inagotable lucha al trabajar por la agitación social de los obreros, siendo perseguida por la policía y la justicia, pero también rechazada en muchas ocasiones por los propios trabajadores dadas sus ideas feministas.

Su vida y su lucha muestran a esta gran mujer tan poco común. Cómo procedente de la aristocracia se vuelve pobre por negligencias del estado. Cómo, con pasión, abandona con tan solo 17 años a un marido que casi la mata, pero sobre todo una gran cabeza romántica, de ojos ingenuos que encuentra su vocación: su devoción y servicio de la clase trabajadora, y en particular de las mujeres proletarias que llegaron y llegan a lo más profundo de la explotación.


 

Por | Estefanía Grijota

Instagram:@egduran1  Twitter:@estefi_gduran

Anuncios