June’s Kaleidoscope y su sonido cinematográfico.

June's Kaleidoscope June's Kaleidoscope por Jonathan Segade
La música de June’s Kaleidoscope nació en Londres, ciudad en la que siempre había querido vivir la artista valenciana Arantxa Iranzo. Partió a Inglaterra con un par de singles grabados en busca de músicos que quisieran compartir con ella su pasión por Nina Simone o Sufjan Stevens y que se atrevieran a dar forma junto a ella a sus propios temas y los encontró. Ahí se inspiró para, tras sus trabajo Soon you will see (2011), “de tono más naive pero no exento de encanto para la cantante”, componer Brave journey into the English Sea, un lp que recoge el ying-yang de sus emociones más personales: lo bueno y lo malo del miedo, el amor y la ruptura, y la lección de madurez que llega sin pedirla cuando este acaba. Ahora, inmersa en juntar las piezas de su siguiente disco, con colaboraciones en castellano y, según nos cuenta, el más conceptual, Arantxa reflexiona sobre la mutabilidad de la vida mientras se prepara para su siguiente salto.
junes kaleidoscope
Fotograma del vídeo Brave Journey Into The English Sea
¿Cómo empieza June’s Kaleidoscope? 
June’s K comienza el año en que decidí vivir en Londres, la ciudad donde siempre había querido estar. Acabé mi carrera de piano clásico en Valencia y me fui a Inglaterra con un par de singles grabados, y empecé de cero con una banda que formé en Middlesex University, con músicos con los que tuve feeling desde el principio. Desde muy pequeña, estudié en el conservatorio y también escribía y dibujaba cómics todo el tiempo, historias cortas, pequeños libros. Uní ambas cosas, música y letra, mucho más tarde, casi a los 20, y me animé en serio. Descubrí que componer canciones me hacía sentir muy llena, más que interpretar a Bach o Chopin. Sigo escribiendo para mí, pero producir mis propios discos y contar en los pocos minutos de una canción historias enteras es lo que más disfruto haciendo. Es mi sitio.
¿Cuáles son tus referencias e influencias musicales? cómo ha evolucionado tu trabajo desde Soon you will see? 
Escucho mucho a Ted Lucas, Aldous Harding, Big Thief, Weyes Blood, Michael Kiwanuka, Kevin Morby, Angel Olsen o Nick Cave. Son una banda sonora muy amplia en este momento, sus últimos álbumes son de lo más maravilloso, oscuro y enorme que he escuchado nunca. Entre mis referentes de siempre para escribir, están Laura Marling, o José González, por ejemplo. Basta una canción suya para estar tranquila. Y por supuesto la base de la música clásica, el rock de los 70, el jazz de los años 40-50 o los musicales clásicos.
¿En qué momento creativo te encuentras ahora?
Estoy trabajando en mi tercer álbum, y estoy ilusionada con toda la búsqueda que he llevado a cabo para llegar a él. Soon You Will See (2011) fue un trabajo iniciático con mucha magia aunque no me reconozco en él ya. Acababa de dejar mi casa e irónicamente, sólo podía escribir sobre ella. Era un sonido más Beatle y tierno, pero cuando lo escucho ahora, me doy cuenta que ya incluso en él intentaba que cada canción fuera un mundo, un género diverso. Cuando encuentro un molde me resulta casi imprescindible salir de él, no me gusta acabar de definir lo que hago. Creo que así se mantiene el misterio y nunca sabes a qué aferrarte con lo que vas a escuchar. Y creo que la ambigüedad, en cierta medida, es buena. Brave Journey fue para mí un paso totalmente catártico y orquestal, y quise acercarme a la música cinematográfica. En mi último trabajo me siento cómoda haciendo rock alternativo, introspectivo, sin dejar atrás los ecos neofolk y de cámara. Es un lugar completamente nuevo, pese a todo. Creo que será un disco conceptual, cada vez escribo cosas más raras. Y además, van a haber colaboraciones muy interesantes, ¡castellano incluido!
Creo que es muy importante salir de aquí, para poder volver, como diría Jeff Tweedy.
 
Grabaste tu disco y has evolucionado como música en Inglaterra, ¿por qué decidiste grabar fuera de España?  
Quería grabar en Inglaterra para tener más proyección, y me puse en contacto con Matt Ingram (Laura Marling, Lianne La Havas, Florence + The Machine, The Staves), para enseñarle mis demos. Esperaba que él entendiese el sonido al que aspiraba llegar, porque Laura Marling, principalmente, me ha influenciado enormemente desde que empezó. La poética en sus canciones es abrumadora y siempre he sentido sus canciones muy familiares. Trabajé con Matt con muchas ganas y fue una etapa fantástica.
¿Qué tiene positivo la escena musical inglesa para una artista emergente frente a España y viceversa?
La escena musical inglesa crece cada día y marca la tendencia musical europea en muchos aspectos. Es competitiva, mucho, y protege su producto nacional con fuerza, pero es una apuesta segura cuando se quiere alcanzar un público más diverso y más amplio. Las discográficas británicas están mejor conectadas a muchos niveles. Las experiencias internacionales curten mucho y te hacen abrir los ojos. Amarrarte a la escena local no te hace evolucionar del todo. Creo que es muy importante salir de aquí, para poder volver, como diría Jeff Tweedy. En la escena emergente española hay calidad, mucha calidad, y va en aumento, y ya no nos cortamos con las barreras idiomáticas o con los géneros más amplios, o los no-géneros, directamente. Visitar la Monkey Week el año pasado me hizo saltar de alegría por el showcase de bandas que vi que tenemos en casa. Fue súper inspirador. Hace falta incluir todo ello en los festivales nacionales y no aspirar a los cuatro grupos indie de masas de siempre que están hasta en la sopa. Esa repetición ahoga.
Siempre se dice que el horizonte es una línea que se aleja conforme te acercas a ella, pero yo creo que pese a todo lo que queda por hacer, sí, creo que estamos viviendo tiempos cercanos a una verdadera revolución femenina.
 
¿Cuál ha sido la inspiración detrás de Brave Journey into the English Sea
Escuché mucho a Florence Welch, The War on Drugs, Alt-J, The National, Father John Misty. Paso un tiempo ‘estudiando’ muchos álbumes y contrasto sus ideas más importantes para mí. En ese momento acababa de dejar Londres después de varios años y necesitaba volver a mi espacio, a mi calle, al calor de mi familia y mis amigos de siempre. Sentí que me era más fácil reescribir lo vivido en Inglaterra desde mi casa, y salió de golpe. Compuse un disco donde vivo un viaje de auto-descubrimiento lejos de lo conocido. Exploré Inglaterra, conocí a gente maravillosa que aún mantengo, viví momentos que quería vivir y otros que siempre me habían dado mucho miedo, me enamoré y me desenamoré. Todo ello me hizo madurar de golpe. Y  Brave Journey recoge todo eso para no olvidarlo.
 
¿Cómo surgió la idea de tu videoclip para Brave Journey into the English Sea
Quería, más que un videoclip, un trabajo más cercano a un cortometraje. Traté de conducir una historia nostálgica de tres Junes diferentes en un marco familiar: el mar de mi infancia, las playas donde he nadado toda la vida, el paisaje Mediterráneo, todo para mirar desde allí mi vida en Reino Unido. Tenía que representar el June presente, el que se adentra en una etapa nueva pero no quiere desprenderse de la pasada. Las Junes del pasado la empujan a ello, la animan, la cuidan, pero le enseñan a olvidar para transformarse en alguien nuevo. Es el final, y el comienzo, como la muerte de las estaciones. Se necesitan unas a otras para su metamorfosis y mirar atrás, pero en calma, es homenajear nuestra trayectoria. El vídeo recrea un viaje de amistad, pero en el fondo es mucho más. Hay una historia latente que conduce a la valentía del cambio.
 
¿Cómo ves el panorama musical femenino en España? ¿crees que estamos avanzando hacia una escena más equilibrada?
Siempre se dice que el horizonte es una línea que se aleja conforme te acercas a ella, pero yo creo que pese a todo lo que queda por hacer, sí, creo que estamos viviendo tiempos cercanos a una verdadera revolución femenina. Escucho a más artistas femeninas, sobretodo, con algo diferente que decir, porque ahora les dan más soporte y trascendencia. María José Llergo, Núria Graham, Amaia, Marina Herlop, Yawners. Por citar a unas pocas de esta nueva generación. Están creando música desde la originalidad y la pureza de su bagaje musical dirigido en muchas direcciones y las admiro mucho. Creo que este es un capítulo del que nos vamos a sentir muy orgullosas, de verdad.