Sabemos que comprar sostenible requiere un esfuerzo a menudo para nuestro bolsillo, aún así cada vez más son más marcas las que consiguen unir diseño, ecología y economía, para que no nos cueste tanto pasar del fast-fashion.

Anuncios