Zaha Hadid sabía que tenía todo en contra y aún así, conquistó la vanguardia arquitectónica.

Anuncios