Carolina Coronado a pesar de su fragilidad física, tomó la vida como inspiración para su poesía.