Nina Simone desafió la segregación racial el mismo día en el que tocó en público por primera vez.